Cómo optimizar el espacio y guardar los juguetes en la habitación de los niños

Cómo optimizar el espacio y guardar los juguetes en la habitación de los niños

¡Es fantástico que los niños jueguen! Esto lo tenemos claro, porque sabemos que el juego es una parte importantísima de su aprendizaje y su relación con el mundo que les rodea.

Es perfecto que dispongan de juguetes de construcción, de materiales para pintar, de mecanos y, en general, de juegos que les motiven y contribuyan a su desarrollo. El problema es mantener el orden en casa y que no parezca una leonera con tantos cachivaches.

En un post anterior te contamos algunos trucos para que los niños se acostumbren a ordenar sus cosas después del juego. Hoy te traemos algunas ideas para organizar la habitación infantil para que todo esté colocado y los objetos puedan ser guardados de forma sencilla y útil. Además, si tu casa es pequeña te daremos algunos tips para crear rincones de juego.

¡Manos a la obra!

 

  • Organizar las cosas del colegio

Para recoger las cosas del cole, y si además hay varios peques en la casa, es muy práctico separar las de cada hermano o hermana. Por ejemplo, pon la foto de cada uno sobre el gancho en el que colgar su mochila, o unos pequeños estantes para colocar a mano las cosas de más uso, y el resultado será un espacio muy sencillo para que se acostumbrarán a organizar sus cosas cuando llegan del cole.

 

 

  • Ordenar los juguetes por tipos

Podemos hacernos con unas cajas de plástico de diferentes colores y, con pegatinas de letras, nombrar las cajas para diferenciar su contenido.

También podemos adquirir cajas totalmente transparentes de forma que de un rápido vistazo sepamos qué contiene cada una.

 

  • Ordenar artículos de pintura

Te proponemos dos ideas estupendas para mantener a raya los rotuladores, ceras, lapiceros de colores, pinceles y todo el material de pintura.

Coloca los diferentes materiales en unas prácticas lonas de colgar con bolsillos. Generalmente suelen estar diseñadas para colocar ropa, pero ¿quién dice que no podamos poner las pinturas?.

Lo mismo sucede con los cubiletes para cubiertos y las barras de cocina. ¿Y si en vez de cubiertos y artículos de cocina colocamos los lapices y rotuladores? El resultado es la practicidad en su máximo exponente. Orden, limpieza y todo a mano para poder usar.

 

  • Espacios para dar rienda suelta a la creatividad

Si tenemos en casa a auténticos artistas, debemos dar rienda suelta a su creatividad, pero intentando que los muebles y paredes sufran lo menos posible. Además de tener un sitio óptimo para pintar, como por ejemplo una pizarra o pupitre quizá sea buena idea forrar parte de la pared con pizarra, así podrán sentirse libres de pintar saliéndose del lienzo.

Además, ver sus creaciones colgadas a modo de cuadros les motivará y hará que se sientan orgullosos de sus obras. Una idea es poner vinilos con forma de marco alrededor de los dibujos. ¡Parecerán auténticas representaciones pictóricas dignas de museo!

 

  • Estanterías “guardatodo”

Las estanterías son indispensables en la habitación de cualquier niño o niña. Suponen un auténtico desahogo y nos permiten almacenar muchas cosas.

Las cajas de frutas de madera previamente limpiadas y pintadas o barnizadas, además de quedar muy bonitas, son súper decorativas y se pueden ubicar en cualquier sitio de la pared.

Las estanterías sencillas que permiten introducir cajas y cajones en sus huecos son la mejor alternativa de almacenaje. Una vez metidos los artículos en las cajas, y estas a su vez dentro de la estantería, ofrecerán un aspecto de completo orden.

 

 

  • Rincones de juego en pequeños espacios

Si tienes una casa pequeña, no te preocupes, puedes crear un rincón de juego casi en cualquier zona. Solo necesitas algunas cajas, una colchoneta, un trozo de moqueta o alfombra mullida para que los pequeños puedan jugar en el suelo y voilà, ¡ya tienes rincón de juegos! El suelo es un sitio ideal para esparcir las piezas de construcción y construir mundos sin límite de espacio.

 

 

  • Un espacio para la lectura

Un rincón agradable, cómodo y con todos sus libros preferidos al alcance de su mano constituye el contexto propicio para generar el hábito de lectura en los niños.

 

  • Dos alturas para optimizar al máximo el espacio

Si necesitas sacar partido al espacio y gozas de techos altos, puedes crear ambientes en dos alturas, ubicando en la zona baja un escritorio o zona de juegos y en la de arriba la cama. Es importante que la parte superior esté bien protegida contra caídas. Existen desde estructuras sencillas, hasta estupendas combinaciones que harán volar la imaginación de tus hijos. Esta opción les encantará.

Etiquetas:

Deja una respuesta