Los juguetes más apropiados según la edad: 3 a 6 años

Los juguetes más apropiados según la edad: 3 a 6 años

Como ya os avanzamos en el post sobre los juguetes adecuados para niños de 0 a 3 años, vamos a seguir con la serie de artículos, abordando ahora la franja de edad que va desde los 3 hasta los 6 años. Las claves fundamentales de esta etapa son:

 

  • En esta época los niños van adquiriendo una mayor autonomía y son más autosuficientes. Además, sus compañeros del colegio, del parque, los vecinos, comienzan a jugar un papel importante, ya que serán sus nuevos compañeros de juego; hasta ahora eran los padres o hermanos los que ejercían en muchos casos este papel. Comenzará a formarse y desarrollarse la forma en cómo se relacionan fuera del seno familiar, empezará su vida social, por decirlo de alguna forma.

 

  • Esta nueva relación con sus semejantes hará que se desarrollen sus habilidades comunicativas, la empatía y aprenderán a acatar ciertas normas y reglas, a ganar, a perder y a enfrentarse a las sensaciones que ello conlleva.

 

  • Es una etapa de experimentación, consigo mismos y con el entorno.

 

En esta franja de edad comienzan los juegos simbólicos, es decir, aquellos juegos en los que se imitan situaciones, personalidades o profesiones. Te recordamos un artículo en el que ya hablamos largo y tendido sobre qué son y qué aportan a los niños. Son de vital importancia para su desarrollo cognitivo y su capacidad de pensamiento.

 

En esta etapa los juegos ideales son:

 

  • Llos que les permitan mejorar su memoria, por ejemplo, los juegos de azar o juegos de mesa sencillos, las construcciones o realizar coreografías. Les divertirán a la vez que les motivarán.

Lotería Automática Lujo

 

  • Juegos con los que adquieran un mayor control corporal (actividades psicomotrices): los deportes en general, es una buenísima época para comenzar a montar en bicicleta por ejemplo, primero con ruedines hasta que comiencen a sentirse seguros y tengan estabilidad para manejarla sin necesidad de apoyos. Bailar, o los juegos de puntería en los que además tengan que afinar el tiro y mejorar su destreza. Además, los juegos que les ayuden a diferenciar entre izquierda y derecha y el uso de ambos hemisferios.

 

  • Juegos de modelar, como por ejemplo la plastilina o la arcilla. Desarrollarán los músculos de las manos y mejorarán la coordinación viso-motora o, lo que es lo mismo, la que comunica la mano con el ojo.

 

  • Aquellos que les hagan prestar atención a lo que están haciendo, como pueden ser los juegos de construcción. Te recordamos un post en el que detallábamos los beneficios de este tipo de juegos.

 

  • Los que desarrollan su imaginación. Para esto volvemos a nombrar a los juegos simbólicos, tan importantes en esta edad. Les encantarán otras actividades como hacer obras de teatro, dibujar o imaginar que son superhéroes o princesas. Es una etapa en la que disfrutarán muchísimo disfrazándose o con los pintacaras. Aquí encontrarás algunas buenas ideas para hacer unos divertidísimos pintacaras.

 

  • Juegos para estimular el lenguaje y la escritura. En esta etapa comenzarán a leer y a escribir, por eso son ideales aquellas actividades que les ayuden a incrementar su vocabulario y que les acerquen al mundo de la lectura de forma dinámica y entretenida. Los cuentos, las pizarras y los juegos de juntar letras son perfectos para ello.

Mi Pizarra de Artista Magnética

 

  • Los que les ayuden a comprender los hábitos del orden y el cuidado de las cosas. Para esto, las familias juegan un rol fundamental. En esta época deben acostumbrarse a colaborar en las tareas del hogar paulatinamente y siempre asignando tareas acordes a cada edad. En este artículo te contábamos algunas claves.

 

  • Actividades con las que fijen conceptos, aprendan colores, texturas, formas, volúmenes, y con las que puedan involucrar a todos los sentidos (gusto, olfato, tacto, vista, oído). Por ejemplo, la cocina les encantará. Podrás comenzar a cocinar con ellos recetas sencillas, como las que te proponíamos en este post anterior.

 

  • Juegos que les permitan orientarse y saber en qué momento del día están, las horas, si es tarde o es temprano.

 

  • Operaciones matemáticas sencillas, podemos enseñarles sumas y restas muy básicas  con frutas o  con objetos.

 

  • Hábitos de higiene y alimentación.

 

Se trata de una época fundamental en la que están ávidos por aprender y tienen muchísima curiosidad por las cosas que les rodean. La fantasía tiene en ellos un enorme poder y es muy importante potenciarla para que desarrollen su imaginación y creatividad. Por ello necesitan de nosotros que les estimulemos todo lo posible para que física, mental y socialmente crezcan y alcancen su máximo potencial.

Deja una respuesta