Aprende a hacer trucos con el yoyó

Aprende a hacer trucos con el yoyó

Si estás empezando a jugar con el yoyó, en este post vamos a enseñarte algunos trucos para que no te quedes en el clásico “sube-baja”, el truco por el que empezamos.

El sube – baja es el movimiento más básico y fácil de realizar. Despliega el yoyó hacia abajo sin realizar ningún movimiento con la mano (palma mirando al suelo y por encima de la cintura). Cuando el yoyó llega al final de su recorrido, impulsa la mano hacia arriba ligeramente. El yoyó volverá a tu mano donde podrás capturarlo ya enrollado. Repite el proceso una y otra vez. Ya estás bailando el yoyó.

 

El saque de banda

Este es el movimiento inicial para ejecutar muchos de los trucos más complicados. Coloca la palma de la mano boca arriba aproximadamente a la altura del hombro. Desde esta posición suelta el yoyó impulsándolo ligeramente con un movimiento de muñeca. Inmediatamente después, gira la palma de la mano hacia abajo para recibir el yoyó cuando éste suba al tirar levemente de él antes de que llegue al suelo.

 

El pase hacia delante 

Con el yoyó en la mano, colócala a tu lado con la palma hacia abajo. Muévela ligeramente hacia atrás para ganar tracción e impulsa el yoyó hacia delante. Cuando llegue al extremo de la cuerda, tira para hacer que vuelva, gira la mano y atrápalo. Recuerda que este movimiento es un impulso, no un lanzamiento. Es un movimiento muy circular. Si golpeas o lanzas el yoyó, irá y volverá sin quedarse en el aire.

 

La vuelta al mundo 

Este truco es muy parecido al “pase hacia adelante” sólo que ahora realizarás un círculo completo a tu alrededor. Cuando extiendas el yoyó delante de ti, mantenlo abajo, a la altura de la pierna, lánzalo y haz un movimiento rotatorio con el brazo, forzando al yoyó a formar un gran círculo o “dar la vuelta al mundo”. Cuando quieras hacer que el yoyó regrese, espera a que esté a un ángulo de 90 grados y haz que vuelva.

 

El dormilón

Un yoyó “dormido” gira en el extremo de la cuerda. La idea es lanzarlo y evitar que regrese a ti hasta que tú quieras. El yoyó flota sobre el suelo, girando libremente. Así se hace: con el yoyó en la mano, elévala hacia el hombro. La palma debe permanecer boca arriba mientras te preparas para lanzar. Dale una sacudida en línea recta y suelta el yoyó con fuerza extendiendo el brazo para evitar que el yoyó regrese a ti de inmediato o no conseguirás que duerma. Cuando estés listo para despertarlo, gira tu palma hacia abajo y dale un ligero tirón hacia arriba como haces normalmente.

 

Paseando al perro

Si puedes dormir el yoyó, puede hacer este truco ya que “pasear al perro” consiste en dormir el yoyó mientras andas hacia delante a la vez que lo sostienes cerca del suelo. También debes mover la mano adelante y atrás forzando que el yoyó te siga unos segundos más tarde creando así la ilusión de que está paseando como un perrito. Antes de que deje de girar, dale un ligero tirón y volverá a tu mano.

 

La enredadera

Muy parecido a pasear al perro pero se hace más cerca del suelo. En lugar de lanzar el yoyó en línea recta, lo haces ligeramente por detrás de ti. Cuando alcanza el punto más alejado, llévalo al frente y arrodíllate. El yoyó debe estar en el suelo frente a ti, listo para ser atrapado en tu mano que ya está preparada en el suelo para recibirlo.

 

Yoyó consejo: realiza estos trucos sobre una superficie sólida y lisa ya que si intentas hacerlos sobre una alfombra te resultará casi imposible.

Si quieres ver a los campeones mundiales de yoyó en acción, no te pierdas este artículo (Así juegan al yoyó los mejores del mundo).

Etiquetas:

Deja una respuesta