7 juegos caseros para ejercitar la mente de los niños

7 juegos caseros para ejercitar la mente de los niños

Muchas veces hemos comentado lo importante que es el juego en el aprendizaje y el desarrollo de los pequeños y pequeñas.

En este artículo sobre los 5 hábitos saludables que podemos aprender a través del juego ya mostrábamos algunos ejemplos de hábitos fundamentales que se asimilan muy fácilmente cuando jugamos. Y hoy vamos a mostrar algunos juegos sencillos pero altamente eficaces para que los niños y niñas ejerciten su mente de la forma más divertida y amena.

También te recordamos este artículo en el que ofrecíamos 7 consejos para aprender jugando. Hoy vamos a centrarnos en los juegos mentales, que si bien nos ayudan a mejorar las habilidades cognitivas, cada uno potencia unas capacidades específicas, por ejemplo: la concentración, la atención, la memoria, la velocidad de respuesta, el razonamiento, el lenguaje…

Te proponemos estos 7 juegos para ejercitar la mente, ¿te animas a hacer un poco de gimnasia con el cerebro?

 

  1. El juego de las parejas

Es muy sencillo y podremos practicarlo creando nuestras propias fichas en casa (y además así nos divertiremos muchísimo haciéndolas) o bien usando dos barajas de cartas infantiles idénticas.

Si optamos por fabricarlas nosotros mismos, podemos buscar en internet diferentes dibujos e imprimirlos 2 veces, o bien elegir dibujos relacionados entre sí (por ejemplo un perro y un hueso, un gato y un ovillo de lana, o un pájaro y la jaula).

Colorearemos todos los dibujos a nuestro gusto y los pegaremos sobre unas tarjetas hechas con cartulina que tengan la misma forma y el mismo color. El juego consistirá en ir dando la vuelta a cada tarjeta y tratar de encontrar la pareja correspondiente. Si se acierta la pareja, las tarjetas o cartas quedarán descubiertas y, si por el contrario, hemos fallado deberán volver a voltearse ocultando de nuevo el dibujo.

Cada acierto es un punto y ganará el que más aciertos o puntos consiga, es decir, el que más parejas haya logrado encontrar. Este juego es fantástico para la memoria y la agudeza visual.

10-DIY-infantiles-6b

 

  1. El veo-veo

Todo un clásico. Y un ejercicio maravilloso para potenciar la atención, la observación del entorno y mejorar el vocabulario.

En este juego tú intentarás que descubra qué objeto está al alcance de la vista de los dos, es tu objeto elegido para el juego. A través de preguntas sobre su forma, color, por qué letra empieza o qué posición ocupa, el niño tendrá que adivinar el objeto en el que tú estás pensando. Si juegan varios, el que antes lo adivine será el vencedor. ¡Pero todos son ganadores! Puesto que todos están disfrutando de un rato divertido y, además, ejercitando la mente.

Este juego mejora la atención y la capacidad de concentración, pone en práctica la memoria para tratar de acumular las pistas, conectarlas entre sí y ofrecer un resultado coherente.

 

  1. Encuentra las diferencias

Se trata de encontrar las diferencias en 2 dibujos idénticos. Hay un montón de plantillas disponibles en internet (como esta del dibujo), que si además están en blanco y negro, podéis colorear y seguir disfrutando de lo lindo.

En este tipo de juegos lo más importante es la atención, la agudeza visual y ser capaz de enfocarnos dividiendo el dibujo en varias áreas y compararlo con el otro.

 

  1. Adivinanzas

Son un fantástico juego de ingenio; por un lado, los niños se sienten atraídos por el lenguaje de la adivinanza, por la fantasía, y por otro lado deberán prestar atención, atender a los juegos de palabras y leer entre líneas. Todo ello hará que se dispare su atención y mantengan los 5 sentidos en el enunciado de la adivinanza. Podrás repetírsela 2 o 3 veces, pero es divertido intentar que adivinen el acertijo lo antes posible, sin muchas repeticiones. Es un ejercicio mental que fomenta la imaginación y la asociación de ideas, mejora el lenguaje y favorece el proceso de formación de conceptos.

Aquí tienes unas cuantas adivinanzas

 

  1. Buscar el tesoro

Escondemos algo en la casa y vamos dando pistas al niño para que lo encuentre. Podemos recurrir al típico “frío” o “caliente” si se aproxima al objeto escondido o por el contrario se aleja de él.

Por otro lado, este juego permite aunar a su vez, otros juegos. Por ejemplo, podemos realizar una serie de pistas, en las que hay que adivinar o pasar ciertas pruebas para obtener ayudas. Podemos hacer pruebas como acertijos, sencillas cuentas matemáticas, pruebas de equilibrio o cantar una canción. Si superan cada prueba, obtendrán como premio una pista que les acercará al objetivo de encontrar el tesoro.

Agudizarán su imaginación e ingenio, les ayudará a potenciar la resolución de problemas y desarrollarán la memoria.

 

  1. Laberintos

Los laberintos consisten en trazar una línea sin interrupciones de un lado al otro del dibujo. Sirven para desarrollar la atención, la habilidad y la reflexión. Aquí puedes descargar unos cuantos laberintos divididos en niveles de dificultad.

 

  1. Otros juegos como el bingo o la lotería ayudan a desarrollar la atención, la memoria visual y auditiva, y son fantásticos para jugar en familia.

Lotería Automática Lujo Plus

 

Una respuesta para “7 juegos caseros para ejercitar la mente de los niños”

  1. Muy interesante, me gusta.

Deja una respuesta