5 habilidades que se desarrollan con los juegos de construcción

5 habilidades que se desarrollan con los juegos de construcción

El juego es una actividad vital para el aprendizaje. En un post anterior enumeramos algunos de los beneficios que los juegos de construcción tienen en los niños y ya vimos lo importante que resulta realizar con ellos este tipo de actividad.

Los niños pueden divertirse con los juegos de construcción prácticamente a cualquier edad, simplemente se tendrán que ir adaptando a cada etapa. Para los menores de un año lo mejor son los juegos de cubos, que insertan o colocan unos encima de otros y con los que desarrollan sus primeras habilidades sensoriales. Disfrutan viendo cómo crecen sus torres y se divierten montando y tirando sus propias obras.

A partir de los 3 años, aproximadamente, comienzan a interesarse por construcciones algo más elaboradas y formas un poco más complejas, como cochecitos, trenes o formas de animales.

A medida que crecen muestran interés por formas más complejas y construcciones más elaboradas. Cada edad tiene sus juegos de construcción más adecuados y, para los más mayores y habilidosos, hay retos que les permiten formar grandes construcciones, como naves espaciales, montañas rusas o reproducciones de edificaciones famosas.

41138 K’Nex Tinkertoy Essentials 150 piezas

Estas son las 5 habilidades principales que los niños desarrollan gracias a los juegos de construcción:

  1. Favorecen la motricidad fina, que es con la que se manipulan los objetos más pequeños. Además, aprenden conceptos como el volumen, el tamaño y las formas geométricas.
  1. Desarrollan la memoria visual, la atención y las habilidades cognitivas. Observan el entorno, los elementos que conforman la realidad y tratan de imitarla. Construyen una casa a partir de patrones mentales (modelos) de los edificios que ven por la calle, por ejemplo. Buscan estos patrones en su memoria y prestan más atención a todo cuanto les rodea. 
  1. Asimilación y refuerzo de conceptos lógicos que les facilitan la tarea del montaje, tales como clasificar por colores, emparejar según las formas y ordenar por tamaños. 
  1. Aprenden a solucionar problemas y a resolver las dificultades, lo que se traduce en una mayor confianza en sí mismos.
  1. Comprenden conceptos espaciales como abajo, arriba, a un lado o al otro. Todo esto mejora su orientación espacial. Además empiezan a asimilar ciertas nociones matemáticas como, por ejemplo, que 2 objetos pequeños pueden equivaler a uno más grande.

knex-2-en-1-ferris-edificio-rueda-set

Como adulto es importante recordar que tu contribución en el juego de los más pequeños, sobre todo en los primeros momentos, resulta importante para ayudarle, motivarle y guiarle (sin obligarle ni coartarle).

Deja una respuesta