10 sencillos pasos para que los niños recojan sus juguetes después de jugar

10 sencillos pasos para que los niños recojan sus juguetes después de jugar

Como ya sabemos de sobra, a los niños les encanta jugar, pero cuando el juego finaliza y se acerca el momento de recoger los juguetes suele desencadenarse el caos. Los juguetes salen disparados de su sitio, se quedan por ahí tirados, desordenados… se arma el follón en casa.

 

¿Cómo logramos que esto no ocurra y que los niños aprendan a colocar las cosas en su sitio después de usarlas?

Pues aunque no lo creas es mucho más sencillo de lo que parece: solo hay que tener paciencia, comenzar desde edades tempranas y generar unos hábitos de orden en los pequeños.

recoger

 

Para ello, proponemos 10 sencillos pasos para que los niños aprendan a recoger sus juguetes después de jugar. Estamos seguros de que cumpliréis vuestro objetivo de que vuestros hijos e hijas sean cuidadosos y ordenados con sus juguetes y, por extensión, con el resto de sus cosas a medida que vayan creciendo.

  1. Lo primero de todo es dar ejemplo. Si nosotros somos ordenados, es más fácil que ellos lo sean también. Por eso, cuando guardemos y coloquemos nuestros objetos personales, es positivo que le enseñemos a nuestros hijos lo que estamos haciendo. Además, serán conscientes de que “guardar” no es solo para los juguetes, sino que es necesario para todo en general.
  1. Ten paciencia y mantén unas expectativas razonables. Ten en cuenta la edad y condición de tu hijo o hija. Ve enseñándole poco a poco y aumentando las metas progresivamente.
  1. Cuanto antes empieces, mejor. Cuanto antes comprendan que deben recoger sus cosas, mejores serán los resultados. Si los más pequeños aprenden esto, tendrán menos posibilidades de generar hábitos de desorden y se acostumbrarán antes a que recoger es una parte fundamental del juego. Es más probable que se conviertan en personas organizadas.
  1. Sé específico y concreto, explica exactamente lo que quieres que recojan y cómo. No vale lo de “recoge tu cuarto”, sobre todo en la etapa inicial de aprendizaje. Hay que especificar: “Recoge el muñeco y mételo en la caja”, por ejemplo, es una indicación directa y concreta que será más efectiva.
  1. Felicítale cuando lo haga bien, el refuerzo positivo es fundamental.
  1. Sobre todo al principio no te limites a dar órdenes, trabaja con él. Los niños aprenden mirando cómo lo hacemos los adultos, por eso es importante que recojas con él, que le ayudes y le enseñes cómo cuidar sus cosas.
  1. Usa cajas de plástico, cestas, o recipientes grandes y de colores, e indícale que guarde en cada uno de ellos los juguetes de cada tipo, de manera que les sea sencillo clasificar sus juegos.
  1. Haz de recoger un juego más. Así será mucho más divertido; jugando es como mejor aprenden los peques.
  1. Que comprendan e interioricen que recoger no es ningún castigo, sino todo lo contrario, es una ventaja porque siempre sabremos dónde están nuestras cosas y las encontraremos fácilmente.
  1. Enseñarles a no acumular desorden. Es decir, que usen algo y lo recojan antes de sacar otra cosa. Así, cuando finalicen completamente de jugar, no tendrán que guardar todo a la vez y no tardarán mucho, ya que lo han ido recogiendo a medida que lo han ido utilizando.

 

Otro de los aspectos importantes que hay que tener en cuenta es hacerles ver la importancia de ser cuidadosos. Conseguir cosas cuesta dinero y esfuerzo, y por eso deben cuidar los juguetes para que duren mucho tiempo. Una buena forma de hacerlo es reparando con ellos cosas estropeadas, así verán que también es divertido arreglar las cosas. Dales una segunda vida a los objetos; cuando ya no los usen o los juguetes hayan quedado desfasados para su edad, puedes proponerles enviar los juguetes a otros niños. Así entenderán que sus juguetes usados tienen que llegar en buenas condiciones para que sus nuevos propietarios puedan hacer uso de ellos y divertirse tanto como ellos lo hicieron.

Y ahora, ¡manos a la obra, todos a recoger!

cubo-juguetes

Deja una respuesta